No hay productos en el carrito.

riego por goteo
¿Qué es el riego por goteo?

El riego por goteo es uno de los sistemas más utilizados en la agricultura española hasta el momento. Este sistema es utilizado generalmente en las zonas áridas o semiáridas, las cuales se caracterizan por tener un promedio de precipitaciones entre 200 mm y 1000 mm, anualmente. Los terrenos suelen ser secos, o muy secos debido a la ausencia de agua, y por ello pueden llegar a ser infértiles. Por tanto, en todas aquellas regiones en las que el agua es un bien escaso, este tipo de riego puede suponer un aumento notable de la producción.

El riego por goteo, también conocido como ‘riego gota a gota’, permite la utilización óptima del agua. El agua aplicada por este método de riego irá destinada directamente al suelo, donde se encuentran las raíces de las plantas, mediante la instalación de un sistema de tuberías. De esta forma el agua será aplicada de forma homogénea y con cierta constancia.

Gran parte de los sistemas de riego utilizan un mecanismo formado por un filtro de agua que impide que se produzcan obstrucción en los goteros, que son los emisores del agua para el riego por goteo.

Ventajas

Este sistema de riego tiene varias ventajas con respecto a otros sistemas.

  • Mayor rendimiento.
  • Mantenimiento de una humedad constante.
  • Ahorro de agua y, por tanto, mayor rentabilidad.
  • Optimización del agua: El agua va destinada directamente donde la planta más lo necesita.
  • Facilita la aplicación de abonos, ya que se pueden aplicar directamente por el sistema de riego.
  • Más efectivo y requiere mucho menos trabajo que otros sistemas.

Tipos de goteros


Antes de instalar un sistema de riego por goteo debemos plantearnos qué tipo de gotero se ajusta mejor a nuestras necesidades. De esta forma optimizaremos al máximo los recursos y
obtendremos mejores resultados.
Los goteros pueden introducirse pinchando en la tubería, o venir ya el gotero integrado en la propia tubería. Existen dos tipos de goteros: autocompensantes y turbulentos.

Gotero autocompensante: Dispone de una membrana que regula el paso del caudal, independientemente de la presión del agua.

Gotero turbulento: Varía el paso del caudal de agua dependiendo de la presión a la que circule el agua. Solo apto para terrenos llanos y longitudes de ramal cortas. Descubre más sobre las diferencias entre ambos goteros en el siguiente enlace:

Diferencias entre los goteros autocompensantes y turbulentos.