abonadoras
Abonadora: qué es y para qué sirve

Una abonadora es un depósito herméticamente cerrado que se utiliza para riego. En este depósito se introduce el fertilizante que irá destinado a cualquier tipo de planta o cultivo.
Principalmente sirve para aportar a las plantas los nutrientes necesarios. Todo tipo de plantas requieren de una serie de nutrientes para desarrollarse adecuadamente. De esta forma florecerán bien y darán sus frutos. Por eso, el sustrato que le aportamos debe estar enriquecido periódicamente con fertilizantes.
Las necesidades dependen del tipo de planta o cultivo en cuestión. Por tanto, las necesidades de una planta que crece en un macetero y otra que crece directamente en la tierra serán completamente diferentes. Deberemos tener en cuenta las cantidades recomendadas por el fabricante para suministrar el fertilizante de una forma adecuada.

Funcionamiento de una abonadora


Una abonadora tiene dos conductos, uno de entrada y otro de salida. Por el conducto de entrada introduciremos el agua para que se mezcle con el producto a aplicar. Una vez mezclada con el agua, saldrá por el conducto de salida para  enriquecer a las plantas con los nutrientes necesarios.
 
Una vez se vacía el depósito de la abonadora, deberemos cerrar las válvulas de entrada y salida y abrir la válvula de la red de riego.
 
Cuando ya no nos quede producto fertilizante o de abono para añadir cerramos las válvulas de entrada y salida y abrimos totalmente la válvula de la red de riego. También deberemos abrir la válvula de alivio de la presión para que ésta salga por los conductos.
 
 
Abonadoras que puedes encontrar en Mundoriego
 
Las abonadoras disponibles en Mundoriego están fabricadas en poliéster con fibra de vidrio y resinas especiales que lo hacen resistente al ataque de productos químicos. Tienen una capacidad desde 25 litros, la más pequeña, hasta 180 litros, la más grande.
Disponen de 3 tomas, una de entrada, otra de salida, y una tercera de vaciado, que deberán estar conectadas a tomas de agua. Éstas deberán estar unidas mediante una válvula cuya función es crear una diferencia de presión con el objetivo de que el agua circule por el interior de la abonadora.
El agua entrará por el conducto de entrada para mezclarse en el interior con el abono, que hemos introducido previamente. La mezcla saldrá por el conducto de salida, por la parte superior del depósito, para completar el proceso.



Consejos de mantenimiento

  1. Limpieza de la abonadora en profundidad cuando terminemos con el proceso.
  2. Correcto mantenimiento y renovación de piezas, si fuera necesario.
  3. Eliminar la presión una vez terminado el proceso.
  4. Mantener nuestra abonadora en un lugar fresco y seco.
    Encuentra en Mundoriego además un kit de abonadora de riego completo o simplemente la abonadora con la capacidad que mejor se adapte a tus necesidades.

Encuentra en Mundoriego además un kit de abonadora de riego completo o simplemente la abonadora con la capacidad que mejor se adapte a tus necesidades.