NEBULIZADORES

El sistema de nebulización es usado tanto en campo abierto como en lugares cerrados.
Los nebulizadores producen niebla fina. El agua a presión sale por un orificio de pequeño diámetro, de forma que el chorro producido se estrella contra una pared cóncava que lo despide y distribuye en forma nebulizada.
Estos sistemas suelen trabajar con presiones relativamente elevadas, en torno a 2-4 bares, para poder conseguir la nebulización.
Es utilizado para múltiples trabajos, aunque el más recurrente sea el control de las altas temperaturas en lugares cerrado o abiertos, teniendo la capacidad de reducir la temperatura ambiente hasta en 10 grados.
Los sistemas de nebulización también son usados para elevar la humedad relativa de lugares cerrados de cultivos en los que la humedad natural de la zona no es suficiente.
Otro uso de los nebulizadores es el de realizar tratamientos en entornos cerrados como invernaderos.
Los nebulizadores para uso en terrazas de viendas o restaurantes (fuera de ámito agrícola o ganadero), necesitan altas presiones para crear una neblina que no moje a las personas (50-70 bar). Estos nebulizadores son específicos, con racores y salidas metálicas para soportar la alta presión, y se distribuyen en kits, dependiendo de la superficie a nebulizar.

Mostrando 1–12 de 25 resultados