¿Cómo elegir un programador de riego para jardines?
¿Cómo elegir un programador de riego para jardines?

Las zonas verdes son todo un regalo, sobre todo cuando son propias, sin embargo, también requieren de un poco de trabajo para mantenerlas perfectas y darle vida a las plantas que más nos gustan. Para poner solución a ello de manera sencilla te damos las pautas a seguir para elegir un programador de riego para jardines, un aparato que hará que tus plantas se mantengan siempre frescas sin ningún esfuerzo por tu parte.

Los aspectos a considerar a la hora de comprar un programador de riego para jardines

Como profesionales en el sector, nos resulta muy sencillo comentarte cuáles son los 6 puntos básicos en los que debes poner toda tu atención.

Vías de salida

¿Cuántas vías de salida necesitas? Habrá quien tenga una pequeña zona verde en su hogar con plantas con exigencias similares y sólo precisen de un sistema bien sencillo.

Sin embargo, también puede ocurrir que tengas un señor jardín con varias zonas en las que las exigencias en cuanto a riego difieran. En ese caso, tendrás que hacerte con un sistema que incorpore varias vías, tantas como necesidades de riego tengan tus plantas. Así, podrás realizar programaciones en las que las válvulas funcionen de manera totalmente independiente, regando de acuerdo a los ajustes que hayas introducido.

Sistemas de riego programables

También será interesante que el producto en cuestión disponga de los tipos de sistemas de riego que necesitas, si no… ¿qué sentido tendrá comprarlo? Exudación, goteo, aspersión, combos… ¿qué prefieres?

Presión

Siempre debes hacerte con un sistema cuya presión sea inferior, sin excepciones, a la de la fuente de agua desde la cual se va a abastecer.

Sensor de humedad

Esencial para ahorrar agua siempre y cuando dispongamos de un programador capaz de detener el riesgo cuando la humedad se dé en un porcentaje que nosotros establezcamos. De esta manera ahorramos también energía y, lo más importante, nuestras zonas verdes no recibirán agua de más, algo que sabemos que puede ser mortal para ciertas especies.

Tendrás que hacerte con él si no vas a estar pendiente del cambio de tiempo, si pasas temporadas fuera de casa o si lo que tienes plantado es especialmente sensible al exceso de agua y, en general, si el clima de tu zona es muy cambiante.

Sistema de alimentación

Puedes optar por usar una toma de corriente eléctrica, batería o, de hecho, hacer uso de energía solar, incluyéndose, como es lógico, un sistema de recolección de rayos UV a pequeña escala para convertirlos en energía.

Otros elementos de robótica e inteligencia artificial

Son todos aquellos aspectos que favorecen la autonomía del sistema, de manera que el usuario tenga que hacer el mínimo de actuaciones en relación al riego.

Realmente estos son los aspectos en los que debemos prestar atención al considerar comprar este tipo de aparatos. Obviamente, habrá otras circunstancias que nos hagan detenernos a pensar como el propio diseño o el precio, pero, sinceramente, ambos aspectos resultan muy poco relevantes. El diseño en los programadores de riego es muy similar. El precio, por su parte, va a ir en consonancia con las capacidades del producto; este no es un sector en el que encuentres unos precios imposibles, ni mucho menos.