CINTA DE RIEGO

La cinta de riego es un sistema que se va afianzando progresivamente en el mercado, debido a su bajo precio y a su utilidad, ya que está destinado a una campaña de cosecha, con lo que al terminar esta, se desaloja del terreno, y se puede volver a trabajar la tierra para preparar la siguiente cosecha, sin tener que recoger la tubería para la siguiente campaña.
Esta posibilidad hace que la tubería, con un espesor de pared bajo, sea más económica que una convencional, y pueda cumplir su función con las mismas garantías.
Las cintas de riego están destinadas para un uso de cultivos estacionales, hortícolas, invernaderos, viveros…
Su espesor de pared bajo hace que, debido a la climatología (principalmente el sol), puedan tener un uso bastante efímero. Hay una variedad de espesores, que dependiendo del tipo del cultivo, su climatología, y las necesidades, puedan hacernos optar por diferentes tamaños de espesor, y modificar en parte su durabilidad.
No confundir con la cinta de exudación, que es otro sistema, sin goteo, que aplica el agua de forma continua mediante un tubo poroso que exuda agua.

Mostrando 1–12 de 15 resultados