TUBERÍA GOTERO INTEGRADO

Descripción de TUBERÍA GOTERO INTEGRADO

La tubería con gotero integrado es un sistema de riego por goteo que usa un gotero integrado dentro de la misma tubería, con lo que conseguimos principalmente un ahorro de tiempo y mano de obra al tener ya instalado el gotero en la propia tubería.
La principal diferencia entre una y otra es el tipo de gotero, diferenciándose en 2 tipos: gotero autocompensante o gotero turbulento.
– Gotero autocompensante: gotero que consta de una membrana que permite que cuanta mayor presión haya en la instalación, a su vez ejercerá mayor presión el agua sobre ésta, consiguiendo así regular el caudal de paso y que sea fijo en todos los goteros de la tubería, en un rango amplio de presión. Opción de gotero para uso subterráneo, llamado anti sifón o anti succión.
Ventajas: Al controlar la salida de agua, podemos hacer las líneas mucho más largas, ya que puede haber mucha diferencia de presión de la entrada a la     salida, y así conseguir una longitud mucho mayor de ramales, consiguiendo una buena uniformidad entre el primer gotero y el último. En parcelas con mucho desniveles y grandes diferencias de altura es totalmente necesario, ya que si no el riego queda totalmente descompensado, incluso llegando a no regarse los finales de las líneas, y cuanta más presión intentamos dar, mayores serán las diferencias.
– Gotero turbulento: gotero recomendado para extensiones de poca pendiente, debido a que no es capaz de regular el caudal de salida del gotero con diferencias de cota significativas.
Ventajas: Precio más económico que el gotero autocompensante.
Los goteros tienen diferentes formas, cilíndricas o tipo pastilla, dependiendo del diseño del fabricante.
Uso principal en riegos de cultivos intensivos, arbóreos e invernaderos.

Mostrando 1–12 de 76 resultados