FOSAS SÉPTICAS

Descripción de FOSAS SÉPTICAS

Una fosa séptica es un depósito cuya función es almacenar aguas residuales procedentes de uso doméstico y realizar un tratamiento primario. Estos pequeños tanques resultan idóneos para ser instalados en lugares en los que aún no se cuenta con una red de alcantarillado público.

 

Las fosas sépticas deben instalarse en lugares de fácil acceso para los vehículos que van a realizar su limpieza. Es recomendable que se encuentren en terrenos firmes y que no sean proclives a inundarse. Con el fin de evitar posibles problemas, una fosa séptica nunca debe estar cerca de corrientes de agua limpia como redes de abastecimiento de agua potable o ríos. Como regla general, deben instalarse: a 5 metros de edificios, a 15 metros de corrientes de agua, a 30 metros de pozos y a 60 metros de embalses u otros cuerpos de agua destinada a abastecimiento.

 

Las fosas sépticas que ponemos a su disposición desde Mundoriego están fabricadas en una sola pieza, lo cual garantiza su estanqueidad e impermeabilidad. El estar formadas por una sola pieza es una característica importante, ya que reduce la posibilidad de fugas.

 

Existen distintos tipos de fosa séptica: fosa séptica sin filtro biológico, fosa séptica con filtro biológico y fosa séptica de oxidación total.

 

Las fosas sépticas con filtro biológico cuentan con un sistema de filtrado que limpia las aguas que entran a la fosa. En este tipo de fosa, las aguas son primero decantadas para que los lodos que contenga sean depositados y, tras ello, el flujo entra en el filtro biológico, donde la cantidad de materia orgánica que el agua contiene se reduce de forma drástica. Contamos con fosas sépticas con filtro biológico aptas para ser instaladas en viviendas con diferente número de inquilinos: 3-5 personas (1.500 litros), 4-6 personas (2.000 litros), 6-8 personas (3.000 litros), 8-12 personas (4.000 litros) y 10-14 personas (5.000 litros).

 

Las fosas sépticas sin filtro biológico, a diferencia de las que sí tienen filtro, presentan  una cámara en la que el agua entra sin haber sido filtrada previamente. Para ser volcadas a la red pública o reutilizadas, las aguas deben ser filtradas, por lo que las aguas que van a parar a fosas sépticas sin filtro biológico deberán ser tratadas posteriormente. De forma similar a las fosas con filtro biológico, nuestras fosas sin filtro están disponibles en distintos tamaños, acordes con la cantidad de personas que residan en la vivienda en la que va a ser instalada: 1-3 personas (1.000 litros), 3-5 personas (1.500 litros), 4-6 personas (2.000 litros) o 6-8 personas (3.000 litros).

 

Las fosas sépticas de oxidación total depura las aguas residuales mediante el fenómeno de la oxidación. Este tipo de fosa cuenta con una parte en la que la inyección de aire degrada la materia orgánica mediante oxidación. Los fangos activos que se decantan circulan por la cámara y hacen que se mantenga un equilibrio en la producción de estos fangos. En Mundoriego contamos con fosas sépticas de oxidación total de tres tipos: Acticlever, Actifiltre y Epanbloc. Todas están disponibles en distintos tamaños: desde 2.000 hasta 5.000 litros.

Mostrando 1–12 de 36 resultados

Abrir chat