huerto urbano invierno
Qué cultivar en invierno en tu huerto urbano

La mayoría de frutas, verduras y hortalizas se cultivan cuando la temperatura es suave, como en primavera o verano. Sin embargo, con la llegada del frío del invierno también puedes plantar y disfrutar de tu propia cosecha. De hecho, algunos alimentos necesitan del frío para madurar adecuadamente.

Cultivar en esta época del año nos ofrece muchísimas posibilidades. En invierno podemos aprovechar para disfrutar de aquellos productos específicos de esta época. Además, cultivar en invierno nos ofrece múltiples ventajas.

Ventajas de cultivar en invierno

  • Menos riesgo de plagas. La mayoría de hortalizas son bastante propensas a sufrir plagas. Por eso, esta época del año es perfecta para ello.
  • No necesita tanto riego debido a una mayor frecuencia de lluvias que proporciona el agua necesaria.
  • Existen cultivos propios de esta época y que saben totalmente diferentes al no estar expuestos a temperaturas altas.

El otoño es el momento perfecto para preparar tus cultivos para el invierno. Algunos de ellos pueden resistir temperaturas muy bajas inferiores a 0 °C. Sin embargo, para que estos resistan temperaturas tan bajas, con incluso heladas, deberán plantarse en otoño para que estén lo suficientemente fuertes y asentados al terreno.

¿Qué podemos plantar en invierno?

Lo primero de todo, debemos tener en cuenta elegir el tipo de producto que podemos cultivar en función de las características climatológicas donde vivimos. Algunas de las frutas, verduras y hortalizas más apropiadas para esta época del año son las siguientes:

  • Lechuga, coliflor, brócoli (y todo tipo de hortalizas similares): Este tipo de alimentos son bastante fáciles de cultivar y, además, son bastante resistentes al frío. Todos ellos tienen características y necesidades bastante similares. Es importante no cultivarlos cuando aún hace calor.
  • Zanahorias, rábanos, etc.: Este tipo de alimentos necesitan de un suelo que no tenga muchas piedras ni obstáculos para poder crecer adecuadamente.
  • Guisantes y habas: Estos alimentos crecen bastante rápido y aguantan bien el frío, siempre que no haya heladas.
  • Cebollas y ajos: Las cebollas y los ajos son algunos de los productos más típicos para esta época del año. Los ajos se pueden plantar directamente sobre el terreno, mientras que las cebollas se suelen plantar previamente en un semillero.

Encuentra en Mundoriego todo el material necesario para crear tu propio huerto urbano. Si no sabes cómo empezar exactamente, echa un vistazo a nuestros consejos sobre cómo crear tu propio huerto urbano.

mundoriego logo