FOTO CONTADOR
Contadores: qué son y para qué sirven

Los contadores de agua son instrumentos que se utilizan para medir y registrar el volumen de agua que circula a través de ellos, expresado en metros cúbicos. Los contadores están formados por una serie de engranajes conectados a una turbina, de tal forma que al pasar el agua hace girar la turbina. Como resultado, el caudal de agua quedará registrado mediante números.

Un contador suele colocarse al principio de una red de agua en una zona de abastecimiento. El contador de agua es un mecanismo que nos permite registrar y conocer el consumo de agua que realizamos.

Mediante el contador de agua también podremos averiguar si existen fugas, en el caso de que tuviéramos sospechas de que se está produciendo un consumo mayor del habitual. También nos permiten tener un exhaustivo control del consumo, por lo que podremos comparar con otras épocas del año.

Existen diferentes tipos de contadores de agua dependiendo del uso que vayamos a darle y de los datos que queramos registrar.

Contador Woltman

Los contadores de agua tipo Woltman están diseñados para controlar el consumo de agua en agricultura. Este sistema se caracteriza por ser bastante preciso y resistente, lo que se traduce en un ahorro de energía.

El registro de consumo de agua se produce de forma totalmente aislada, evitando que tenga fallos causados por impurezas que arrastra el agua y puedan acceder al aparato.

El espacio alrededor de la turbina evita que se produzca cualquier tipo de fallo o bloqueo causado por agentes externos que accedan al sistema.

Su diseño se traduce en un ahorro de energía debido a su avanzado diseño. Además, es posible instalarlo de forma horizontal o vertical, aunque es recomendable el uso horizontal, ya que el vertical implica estar siempre en carga para no estropearse.

Contador de chorro múltiple

Los contadores de chorro múltiple se utilizan tanto en el ámbito doméstico como en el ámbito industrial o agrícola.

El caudal de agua entra a través del contador, y pasa a través de unos cilindros antes de llegar a la turbina. Una vez que impacta contra ésta, el agua saldrá a través de unos cilindros situados en la parte superior del mecanismo.

Contador de chorro único

Este tipo de contador se utiliza principalmente en el ámbito doméstico residencial.

En el contador de chorro único, el conducto de entrada y salida se encuentra en plano horizontal. El agua pasará a través de una turbina que, mediante rotación, registrará el caudal en metros cúbicos.

Al estar el conducto de entrada y salida en el mismo plano, la eliminación de residuos que pueda contener el agua se produce de una forma sencilla.

Contador de productos químicos

El contador de productos químicos está especialmente diseñado para medir soluciones químicas como fertilizante. No está preparado para el ácido nítrico. Se utiliza principalmente en el ámbito de la agricultura.

Se caracteriza por ser bastante resistente a la corrosión. Además, es de pequeñas dimensiones, ligero y muy preciso.

Contador electromagnético

Este tipo de contador está especialmente diseñado para ofrecer las mejores prestaciones y una medición muy precisa.

Este tipo de contador consta de un tubo de medida graduado en posición vertical. El agua circula a través del tubo elevando el flotador de su interior, hasta una posición con suficiente área libre para permitir el paso del agua.

Su avanzado sistema, compuesto por un microprocesador y un teclado, permite una medición inteligente del caudal de agua. Además, sus necesidades de mantenimiento son escasas y su vida útil es bastante prolongada.

Contador ultrasónico

Los contadores ultrasónicos envían ondas ultrasónicas a través del agua para determinar su velocidad.​ Cuando el medidor calcula la velocidad del agua es capaz de estimar el caudal con una precisión bastante alta. Debido a que la densidad del agua varía según la temperatura, la mayoría de los contadores ultrasónicos también miden la temperatura para afinar el volumen del caudal.

El contador ultrasónico es ideal para aguas residuales o cualquier líquido sucio que sea conductivo o a base de agua. Los contadores ultrasónicos también son adecuados para aplicaciones en las que se requiere una baja presión, compatibilidad química y bajo mantenimiento. En general, estos sensores no funcionan con agua destilada o agua potable. En el caso de líquidos limpios se requerirán aireaciones.

Puedes encontrar una amplia gama de estos contadores en la web de Mundoriego, en su sección de Contadores de agua.

mundoriego logo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *