Válvulas y electroválvulas para riego

Los sistemas automatizados de riego, como son las válvulas y electro válvulas para riego, representan un elemento importante para ayudarnos en las labores de jardinería.

¿Qué son las válvulas y las electroválvulas de riego?

Son dispositivos que tienen como función regular el paso de agua a través de las tuberías. Una válvula de riego se encarga de regular la presión y caudal del agua de los rociadores.

Una electroválvula, por su parte, es una válvula que posee características electromecánicas y cuyo movimiento se produce por medio de una bobina solenoide.  Esta electroválvula, en resumidas cuentas, es una llave de paso que abre o cierra según lo que le señale el programador.

Una vez que conocemos sus características podemos elegir la que más se adecué a nuestras necesidades y nuestros cultivos, siembras, jardines o cosechas.

La válvula representa hasta un 10% de inversión en los sistemas de riego. Sin embargo es un elemento fundamental en el buen funcionamiento, ya que controla el agua y realiza la automatización.

Tipos de válvulas

Existen en el mercado gran variedad de diseños. No obstante, para escoger el tipo de válvula se debe calcular según la extensión del área y qué tipo de especies se cultivarán.

  • Válvula de esfera o de bola.
    Consiste en una llave de paso que abre y cierra el agua por medio de una esfera pequeña que tiene dentro. Al alinearse el eje con la tubería se abre la válvula y cuando está perpendicular cierra.
  • Válvulas de compuerta.
    Consiste en un tipo de válvula bidireccional de capacidad alta. Se regula la salida del agua a través de una cuña o disco que se desplaza de forma vertical. Estas válvulas son ideales en el momento de aislar o hacer funcionar áreas específicas en el sistema de riego gracias a que se pierde poca agua.
  • Válvula de mariposa.
    Consiste en una placa circular de pequeño tamaño que gira alrededor de un eje, en ángulo recto del eje de la tubería. Cuando está perpendicular se cierra el flujo del agua y cuando está en paralelo se abre.
  • Válvulas de retención.
    Son conocidas también como válvulas anti retorno, válvula check o válvulas uniflujo. Cierran completamente el paso del agua por un sentido pero dejándolo libre por el sentido contrario.
  1. Válvulas reductoras de presión. Este tipo de válvulas evitan que ocurra un exceso de presión, controlando que esta se mantenga constante y así evitar daños en la instalación. 

Las válvulas también pueden ser:

-Válvulas reguladoras de presión

  • Válvulas de pie. Tienen una tapa móvil que, girando sobre su propio eje, puede abrir o cerrar el paso de agua. Pueden ser de PVC, de latón y/o de fundición táctil.
  • Válvulas hidráulicas. Estas válvulas usan la misma fuerza del agua para regular el flujo. Cierran el paso del agua al terminar el proceso del riego. Pueden ser de fundición dúctil, de plástico, y para productos químicos.

Cómo se accionan las válvulas.
Hay dos tipos de formas para accionarlas:

  • Válvulas automáticas:
    Son dispositivos con modo normal, es decir, abierto o cerrado y posee un sensor capaz de detectar presencia o ausencia de presión cambiando abiertas o cerradas.
  • Electroválvulas:
    Actúan cuando se cierra el circuito eléctrico. Son usadas en la automatización de riego y funcionan con 9V o 24V.

Riego automático, ahorro de agua


Cuando se instala un sistema de riego automático debemos recordar que algunas piezas de este sistema se encuentran bajo la tierra. Y debido a esto se deben evaluar algunos factores de riesgo, como por ejemplo: un plano escala del agua a regar con su respectiva toma de agua y los puntos de los que puedan haber, los caudales de agua, presión, plantaciones, etc.

Se recomienda el uso de sistemas de riego automatizado y una programación para que el sistema se abra y se cierre a la hora y los días indicados. Así cada zona se controlará con diferentes programas según la regularidad con la que deba regarse.

El invertir en riego automático, programador e instalación de las electroválvulas es una inversión que compensará el ahorro de agua y mayor rendimiento en menor tiempo. Además se pueden flexibilizar las horas de riego, pudiendo regar de noche e incluso de madrugada, cuando la presión de agua suele ser mayor y se evita la evaporación del agua.

Tipos de electroválvula.

Las electroválvulas mejoran el flujo del agua, evitando desperdicios en el sistema de riego automático. Sin embargo existen varios tipos de electroválvulas para riego para diferentes tipos de necesidades.

Es importante saber que hay electroválvulas que tienen diferentes maneras de funcionar, variando según los métodos en que el solenoide se activa o por algunas otras características que sobresalen de las otras.

  • Electroválvula sencilla o de membrana.
    Consisten en modelos de tipo normalmente cerradas o normalmente abiertas. Se mantienen abiertos por la misma falta de alimentación eléctrica.
    Por lo general estas válvulas de riego son muy usadas también en los hogares. Se suelen instalar en lavadoras, lavavajillas o en algún control de paso de agua.
  • Electroválvula asistida.
    Son conocidas también como válvulas hidráulicas. Son un tipo de válvula para riego dónde el solenoide no puede controlar directamente el dispositivo, pero controla una válvula secundaria, la cual es necesaria para la activación de la principal válvula por medio de la propia presión del líquido.
    El nivel que tiene la presión del agua en el dispositivo depende de este tipo de electroválvula, ya que si hay  mucha presión la válvula se abrirá sin control del freno de aire. En estos casos se recomienda usar este tipo de válvulas en los sistemas de riego en donde hay alguna salida directa a la presión atmosférica.
  • Electroválvulas de globo.
    Por lo general no suelen estar en las tiendas especializadas ya que no son muy habituales. Funciona por medio de un giro manual de una maneta el sistema de apertura y cierre. Estas dan respuesta de cero a cinco segundos.
  • Electroválvula de membrana.
    Este tipo de electroválvula para riego son las más populares. Consiste en un seguro y efectivo sistema de riego y funciona por la presión que ejerce el agua sobre una membrana flexible.
    Suele usarse en hogares, industrias, instalaciones agrícolas donde se cuenta con sistemas de riego por goteo.
  • Electroválvula o válvula motorizada.
    Son más conocidas como válvulas motorizadas. Tienen incorporado un programador, por lo que necesita un motor para abrir y cerrar, es decir, para activar su sistema. Por esto es que se le conoce mejor como válvula, ya que las electroválvulas necesitan un mecanismo hidráulico para funcionar.
    Por otra parte, esta válvula tiene dos partes diferentes a las electroválvulas: el actuador y el cuerpo.
    En el actuador se encuentra el motor (eléctrico o neumático) y en el cuerpo el obturador que controla el flujo de agua encargado de hacer funcionar el sistema de riego.

Averías frecuentes en las electroválvulas



Por lo general se producen averías mecánicas y /o eléctricas.

Las averías eléctricas se deben por lo general a que no se abren como se debe, ya que la manera correcta de funcionar es que envíe la señal el programador y responda el solenoide. Pero cuando alguno de ambos dispositivos falla, no funciona la válvula.

Las averías mecánicas se deben simplemente a qué la válvula no cierra, sin importar la causa que lo impida. 

Si tienes cualquier duda o consulta, ponte en contacto con nosotros y si quieres comprar tu válvula o electroválvula haz clic aquí, y recuerde que tambien somos expertos en abrazaderas, aspersión para riego, aspersores jardinería y en material de riego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Abrir chat