huerto urbano mundoriego
Manual básico para crear tu huerto urbano en casa

Crear tu propio huerto urbano está al alcance de todos. En Mundoriegote damos algunas pautas básicas de todo lo que debes saber para llevarlo a cabo con éxito. Además, cultivar nuestras propias frutas y hortalizas puede aportarnos algunos beneficios como:

  • Vía de escape para olvidarnos del estrés o las preocupaciones.
  • Nos garantizará consumir alimentos mucho más sanos y sabrosos.

Si alguna vez te has planteado crear tu propio huerto en casa, éste es el momento de empezar. Seguramente te surgirán muchas dudas sobre todo lo necesario para empezar a llevar a cabo tu propósito. ¿Quieres saber cómo empezar? ¡Te contamos todo lo que necesitas saber!

Aspectos básicos a tener en cuenta

  • Luz directa: Podemos montar nuestro propio huerto urbano prácticamente en cualquier lugar, siempre que dispongamos de espacio para ello.

Un aspecto fundamental es que el lugar que elijamos cuente con luz natural para que las plantas puedan realizar la fotosíntesis y crecer adecuadamente. Un patio, jardín, una terraza… ¡Cualquier espacio puede servirnos para empezar!

  • Tipos de cultivo: Antes de empezar también deberemos decidir qué tipo de frutas y hortalizas nos gustaría plantar. Para ello, debemos tener en cuenta la época del año en la que nos encontramos.

En invierno podemos optar por alimentos tales como cebollas, zanahorias, lechugas, espinacas, acelgas, etc. Y, en verano, podemos elegir entre tomates, pepinos, rábanos, lechugas… y un largo etcétera.

¿Quieres saber más?

Echa un vistazo a este post sobre qué cultivar en tu huerto urbano en invierno.

  • Mesa de cultivo: Si no disponemos de una zona de terreno, tener una mesa de cultivo es una opción genial para crear nuestro propio huerto. Una mesa de cultivo es un contenedor compuesto por unos soportes diseñados para cultivar productos en su interior. Una de las ventajas que nos ofrece es trabajar de una forma mucho más cómoda, ya que se puede regular su altura. Así evitaremos posturas incómodas mientras trabajamos en ello.
  • Riego: Un aspecto fundamental a tener en cuenta es la disponibilidad de agua. Lo ideal es cultivar cerca de una toma de agua e instalar un sistema de riego por goteo.
  • Sustratos: Al cultivar en recipientes, como es el caso de la mesa de cultivo, la capacidad del terreno para aportar los nutrientes necesarios a las plantas es limitada. Por eso, necesitamos reforzarlo con nutrientes externos. Existen infinidad de tipos de nutrientes preparados para su uso directo.

¿Te atreves a empezar a cultivar tus propias verduras y hortalizas? ¡Encuentra todo lo necesario para ponerte manos a la obra en nuestra sección de Huerto Urbano en Mundoriego!

mundoriego logo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *