aspersion y microaspersion
Sistemas de riego por aspersión y microaspersión

Todo propietario de una parcela de tierra o de un huerto familiar tiende a afrontar el desafío del riego regular. Los sistemas de aspersión y sistemas de microaspersión suelen utilizarse para hidratar las plantas. Pero la falta de conocimiento sobre el riego puede tener consecuencias graves, por lo que es buena idea aprender a regar tu jardín.

Independientemente de qué área verde riegues y qué estilo de riego elijas, vale la pena recordar algunas reglas básicas sobre el riego adecuado de tus plantas.

Una de las reglas más importantes es elegir el momento adecuado del día. La mayoría de las guías de jardinería sugieren regar por la mañana, especialmente cuando hace calor.

Por la mañana, el agua penetra en el suelo más rápido, lo que permite que las raíces absorban el agua con mayor eficacia. Sin embargo, si no te gusta la mañana, puedes regar tu jardín por la noche cuando el aire es más fresco que durante el día.

  • Es mejor regar el jardín con menos frecuencia pero más abundantemente, de modo que el agua penetre en el suelo a una profundidad de unos 10-15 cm y llegue a las partes inferiores de las raíces. Las excepciones son las plantas jóvenes, mal enraizadas, donde no se recomienda mucha agua.
  • El proceso de riego debe realizarse durante un período de tiempo más largo,  utilizando porciones pequeñas y regulares de agua para garantizar que el remojo sea lento y gradual. La inundación de las raíces puede hacer que la planta se pudra y muera.
  • Por lo general, tampoco se recomienda la pulverización adicional de hojas. Por la noche, los hongos pueden acumularse en las partes húmedas de la planta y, durante el día, la humedad puede provocar la quema de las hojas.
  • Una vez que se haya familiarizado con todas las reglas anteriores, vale la pena considerar qué método de riego es mejor para su jardín.

Sistema de riego por aspersión y microaspersión

A continuación, te indicamos cómo elegir el mejor sistema para cada uno de tus jardines:

Riego por aspersión

El sistema de riego por aspersión implica un aspersor mecánico, que distribuye el agua por sí mismo, sin intervención humana. Una gran ventaja de este sistema de riego es la posibilidad de programar la frecuencia de riego. Además, si instalas un temporizador de grifo, te permitirá regar tu jardín con regularidad, incluso durante una ausencia prolongada de casa (por ejemplo, durante las vacaciones).

El riego estacionario es más adecuado para superficies uniformes (por ejemplo, grandes áreas de césped). Los aspersores de jardín estacionarios tradicionales permiten un riego uniforme de hasta 78 m².

Una opción interesante es la opción de ajustar el rango y el ancho de la pulverización. Asimismo, estos equipos cuentan con una perilla de ajuste de presión que te permite ajustar el aspersor al área que desea regar.

Cabe destacar que el aspersor no siempre es la mejor solución en el caso de macizos de flores, racimos de plantas o setos.

Riego por Microaspersión

Los microaspersores escupen, rocían, emiten ventiladores o chorros de agua, o giran y rocían agua en patrones más amplios.

Al igual que los emisores de goteo, los microaspersores funcionan a baja presión, y están diseñados para áreas donde el riego por goteo no es aconsejable. En tal sentido, está confeccionado para mantener el follaje de las plantas constantemente húmedo o cuando se requiere riego por encima de la cabeza.

Por otra parte, los microaspersores y rociadores se clasifican por:

  • Caudal.
  • Diámetro mojado.
  • Patrones de franjas como círculo completo o parcial.
  • Plano, circular o cuadrado.
  • Método de pulverización que incluye neblina, centrifugadora o corrientes.

Este sistema de riego es recomendable ser instalado debajo de árboles frutales por las siguientes razones:

  • Fácil de ajustar a medida que los árboles crecen.
  • Hay un patrón de humectación más grande, por lo que los árboles son más grandes.
  • Son más resistentes al calor o la sequía.
  • Aplica una pequeña cantidad de agua a la vez, por lo que son una excelente opción para los árboles.
  • Funciona mejor para llevar agua al suelo y hasta las raíces.
  • Los microaspersores giratorios necesitan una cierta cantidad de presión para girar correctamente. Si la presión es demasiado baja, no giran y solo disparan un solo chorro de agua.
  • Menos problemas de malezas, ya que los sistemas generalmente no mojan todo el suelo o la superficie de aplicación.
  • Puede automatizarse fácil y completamente, lo que reduce los costos laborales.
  • Puede aplicar agua de manera efectiva a diversos tipos de cultivos, incluidos cultivos en hileras, huertos, bayas y viñedos.

Ventajas y desventajas al elegir este sistema de riego

Conoce por qué es importante elegir para tu jardín el sistema de riego con mayor ahorro de agua:

Ventajas

  • Poco riesgo de dañar las flores más frágiles.
  • Mayor cobertura de riego que el sistema de riego por goteo.
  • Cuenta con un sistema muy eficiente en el uso de agua igual que el sistema por goteo. Puedes adaptarlo con un programador para tener un riego automático. Asimismo podrás regar tus plantas en el momento deseado.

Desventajas

  • Durante el riego las hojas se verán afectadas, debido a que el contacto con el agua puede ser perjudicial para las plantas.
  • Las plantas más frágiles pueden verse afectadas por la enfermedad.
  • Antes de regar tu huerto, opta por un sistema de riego por goteo en lugar de microaspersión.
  • Te garantizaría una mejor protección de sus hierbas y verduras.

Para finalizar, te sugiero elijas el mejor sistema de riego para tu jardín o huerto tomando en consideración estos consejos antes mencionados. Dale la hidratación que necesitan tus plantas utilizando el método con aspersor o microaspersor.

Cualquier duda o consulta, contacta con nosotros en Mundoriego.

Recuerde que tambien somos experto en tuberías de agua

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Abrir chat