árboles frutales
Sistemas de riego para árboles frutales

El cultivo de árboles frutales es esencial para la alimentación mundial, por lo que tanto personas con huertos urbanos como agricultores profesionales se dedican a cosecharlos con mimo. En la búsqueda de hacerlo mejor cada día surge la pregunta: ¿Cuál es el mejor sistema de riego para árboles frutales? Te lo explicamos a continuación.

¿Cuál es el mejor sistema de riego para árboles frutales?

Antiguamente, el sistema de riego que se utilizaba por referencia para los árboles frutales era el riego a manta.

Con los años se concienció del desperdicio de agua que, entre otras cosas, representaba este rudimentario sistema de regadío, y debido a la preocupación por el mal uso de este recurso, se implantó el riego por goteo para árboles frutales, que podemos ver hoy en día en muchos cultivos y huertos urbanos.

El riego por goteo se trata de un riego localizado para el cual se restringe la zona en la que se aplica el agua en función del volumen radicular. El agua se distribuye por los ramales de la tubería a presión y aporta pequeñas dosis de agua, en forma de gotas.

Con la implantación de esta técnica incrementará la eficiencia del uso del agua, aunque también es importante conocer las necesidades hídricas del cultivo para evitar regar con más agua de la que se necesita (pérdidas del recurso) o con menos (riesgo de estrés hídrico del cultivo).

¿Por qué es tan útil el riego por goteo para árboles frutales?

El sistema de riego por goteo para árboles frutales deposita el agua sobre o bajo la superficie del suelo, por lo que no encharca. También utiliza pequeños caudales a baja presión y aplica el agua en la proximidad de las plantas con un número determinado de emisores (goteros).

Teniendo esto en cuenta, regar con alta frecuencia en pequeñas dosis permite mantener un alto contenido de humedad en el suelo. Esto significa que el agua en el suelo estará más tiempo en condiciones óptimas para poder ser extraída por el cultivo.

Ventajas del riego por goteo

Por su propio sistema de funcionamiento, el riego por goteo para árboles frutales tiene ventajas que son interesantes de conocer a la hora de decidirnos por él.

  • Reducción sensible de las necesidades de agua de riego. El riego por goteo hace que la evaporación del suelo se reduzca considerablemente al no haber una amplia superficie cubierta de agua alrededor del árbol, así como se reducen las pérdidas por percolación. Por lo tanto, las necesidades hídricas del cultivo son ligeramente menores que las de un cultivo en las mismas condiciones, pero regado por inundación.

 

 

 

  • Permite la aplicación simultánea de agua y fertilizantes (fertirrigación) de forma precisa, optimizando la utilización de estos productos.
  • Menor requerimiento de dotación de agua en comparación con el riego por inudación y mayor rendimiento.
  • Es posible automatizar de forma completa el sistema de riego. Esto se consigue gracias a la programacion de riego, que consiste en determinar la frecuencia y la dosis de agua que se aplica en el cultivo. Con la automatización no habría que realizar ninguna acción salvo la configuración previa y la supervisión cada cierto tiempo de que todo está funcionando en orden.
  • Facilidad de transformación del sistema tradicional a regadío.
  • Reduce la presencia de plagas, y con ellas, las enfermedades y daños en el cultivo. Ahorro en métodos de control y limitación en el crecimiento de malas hierbas.
  • Disminuye la acumulación de sales en la cubierta vegetal, ya que esta se mantiene seca.

Inconvenientes del riego por goteo

  • Elevado coste de la instalación.

El cabezal de riego requiere de equipos específicos para el buen funcionamiento de este sistema, que conllevan un coste elevado en comparación con el sistema tradicional. Inversión en tuberías para conformar las líneas de tubería de goteo.

  • Riesgo de obturación de los emisores.

Para que un emisor funcione correctamente y no se produzcan obturaciones se requiere de un sistema de filtrado de 120 mesh (130 micras), para así evitar que las partículas de mayor diámetro obturen el laberinto del gotero y este no emita el agua.

También se necesita una presión de trabajo adecuada, principalmente en el caso de goteros autocompensantes, que contienen una membrana interna para regular el caudal y necesitan de una presión mínima para su apertura (viene determinada por el fabricante).

Nuestra recomendación es la instalación de válvulas de lavado para realizar el mantenimiento de las tuberías de goteo. Su función consiste en eliminar la suciedad en las líneas de gotero desde el inicio del ciclo de riego. Su funcionamiento se basa en el sistema normally open (normalmente abierto): comienza a limpiar cuando las líneas no están presurizadas hasta que alcanza la presión de riego. Por lo tanto, su utilización ayuda a prolongar la vida útil del gotero evitando obstrucciones y manteniendo un riego uniforme en toda la línea.

 

Consideraciones

Para conseguir un buen sistema de riego por goteo y ver buenos resultados en nuestro cultivo es importante tener en cuenta el diseño agronómico, el diseño hidráulico y el buen manejo de nuestro sistema.

Dentro del diseño agronómico se contemplan las características que forman el conjunto agua-suelo- clima-cultivo. Una vez conocidas las necesidades hídricas y las especificaciones de nuestro diseño, se deben seleccionar los equipos y componentes hidráulicos que logren la uniformidad de emisión del agua para cada parte del sistema. Por último, es necesario un buen manejo del sistema como la programación de riego (y fertirriego si lo necesitara), así como el mantenimiento de sus elementos.

¿Quieres implementar el sistema de riego por goteo para árboles frutales? En Mundoriego nos encargamos de todo lo que necesites para ponerlo en marcha. Y si ya lo tienes, te ayudamos a mejorar la producción en tus cultivos.

¡Contacta con nosotros aquí!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.