nebulizadores
Sistema de riego con nebulizador para invernaderos

Elegir un sistema de riego adecuado es fundamental para conseguir el crecimiento óptimo de nuestro cultivo. Pero, ¿sabes realmente que es un sistema de riego? Un sistema de riego es el tipo de técnica utilizada para proporcionar a las plantas el agua que necesitan.


Elegir un sistema de riego u otro dependerá de muchos factores, como el tipo de cultivo, tamaño, condiciones climatológicas o tipo de suelo. Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta debe ser hacer un uso responsable del agua, además de proporcionarla de una manera eficiente en función de nuestro tipo de cultivo.


Riego por nebulización en invernaderos


Los nebulizadores son un sistema de riego muy utilizado en invernaderos. Recibe este nombre porque el agua produce una sensación de niebla al tratarse de una capa de gotas muy finas emitidas a una presión de entre 4 y 5 bares.


Este sistema de riego normalmente está colocado por encima de la zona de cultivo. El agua sale despedida a presión por un orificio de un pequeño diámetro.


Además de utilizarse como sistema de riego, también puede ser utilizado para suministrar a nuestra superficie de cultivo otros productos como fertilizante o realizar tratamientos fitosanitarios.


Ventajas de los nebulizadores


El riego por nebulización tiene múltiples ventajas cuando se utiliza como sistema de riego en invernaderos. ¿Quieres saber cuáles son? Te las detallamos a continuación:


El riego con nebulizadores permite aportar la cantidad de agua necesaria a las plantas. También puede utilizarse con otro tipo de productos, como es el caso de fertilizantes, siempre y cuando pueda ser disuelta en agua para aplicarse mediante este mecanismo.


Otra de sus principales ventajas es que este sistema de riego permite reducir la temperatura del ambiente y mantener una humedad constante en el interior del invernadero. También puede combinarse con un sistema de ventilación forzada para refrigerar el ambiente.


Es un sistema de riego versátil, ya que el caudal de agua puede controlarse y ajustarse dependiendo de las necesidades del tipo de cultivo.


Una de sus principales ventajas a destacar es que no daña las plantas porque evita el impacto directo contra ellas. Esto se traduce en un mayor aprovechamiento y rendimiento de la producción.


El riego por nebulización puede colocarse a distintas alturas, dependiendo de las necesidades de la plantación. Este mecanismo de riego permite ser automatizado para controlar y optimizar la producción.


En Mundoriego trabajamos con 2 sistemas diferentes de nebulización:

  1. SISTEMA COOLNET de Netafim:

2. SISTEMA FOGGER de Naandanjain


Si necesitas asesoramiento para elegir el sistema de nebulización más adecuado, en Mundoriego estamos a tu disposición. Ponte en contacto con nosotros a través de nuestro página de Contacto y estaremos encantados de ayudarte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Abrir chat
👋🏼 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋🏼
¿En qué podemos ayudarte?