equipo ósmosis
Mantenimiento de un equipo de ósmosis inversa en casa

Hoy en día existen distintos procesos de purificación de aguas: con cloro, filtros con lecho, filtros con carbón activado, descalcificadores. Uno de los sistemas más utilizados a nivel doméstico es el de ósmosis inversa.

Antes de ser consumida o utilizada en ciertos procesos industriales, el agua debe ser purificada.

Qué es la ósmosis inversa

La ósmosis inversa es un proceso de purificación de aguas consistente en aplicar presión para hacer que el agua pase a través de una membrana.

Al hacerlo, el agua se separa de las partículas de sales que pueda contener, dejando atrás impurezas y convirtiéndose en agua limpia y apta para el consumo humano.

Explicamos este proceso en más detalle en uno de nuestros post que puedes encontrar en el blog.

Equipo necesario para efectuar la ósmosis inversa en el hogar

Los equipos de ósmosis cuentan con distintas partes que se dedican a diferentes tipos de filtrado. Lo más común es encontrar equipos de ósmosis doméstica de tres o cinco filtrados, pero los hay de hasta siete.

Cada etapa de filtrado requiere de filtros y membranas específicas. Además, también es necesaria una bomba de presión, un tanque, conectores y un grifo.

Purificación del agua en cinco etapas:

🔹 El proceso comienza con un filtrado de sedimentos. Aquí las partículas de mayor tamaño, como cal o pequeños gránulos de arena, se desprenden.

🔹 Después, el filtro de carbón activado en formato granular se encarga de hacer que se separen partículas de tamaño menor que aún siguen en el agua.

🔹 Un segundo filtro de carbón activado, en este caso de polvo de carbón, elimina aún más impurezas que hayan atravesado los dos filtros anteriores.

🔹 El agua llega a una membrana semipermeable. Ésta cuenta con un gran poder filtrador y puede eliminar más del 95% de los restos nocivos que aún se encuentren en el flujo, como bacterias y macropartículas de cloro.

🔹 Un último filtro de carbón granulado elimina los últimos restos impuros del agua.

Mantenimiento de un equipo de ósmosis

Por lo general, estos equipos de ósmosis suelen estar situados en los grifos de las cocinas de las casas. Esto significa que su uso es diario y en ocasiones intensivo.

El uso continuo de estos equipos hace necesario también un mantenimiento habitual, ya que se trata de agua para consumo y no se deben ignorar las revisiones.

Para realizar cualquier tipo de mantenimiento que incluya la desconexión de cualquier parte del equipo de ósmosis, éste deberá ser vaciado por completo.

Además, es necesario trabajar siguiendo todas las medidas de higiene y utilizar guantes para evitar que la suciedad del exterior entre en el sistema y contamine el agua.

🔷 Los componentes de un equipo de ósmosis que requieren ser cambiados con mayor frecuencia son:

🔹 El filtro de la primera etapa, el de sedimentos, donde acumula partículas de gran tamaño. Debe cambiarse al menos cada nueve meses. En caso contrario puede acumular demasiada suciedad y dejar de cumplir su función.

🔹 Los filtros de carbón son dañados por el cloro presente en el agua. Para evitar situaciones en las que los filtros hayan perdido su eficacia los filtros deberán ser cambiados cada 7 o 9 meses.

🔹 La membrana semipermeable es una parte fundamental del proceso de filtrado. Esta membrana puede ser limpiada cada 4 meses y es recomendable cambiarla cada 2 o 3 años.

Si un filtro no se cambia cuando debe ser repuesto se pueden ver afectados los demás filtros. Al no cumplir con su parte del trabajo y realizar la filtración, la suciedad llega a filtros posteriores, los cuales no son capaces de tratarla y pueden obstruirse y perder eficacia mucho antes de lo normal.

De forma resumida, todos los filtros deben cambiarse al menos una vez al año y la membrana cada dos.

Es muy recomendable que, además de cambiar los filtros cuando sea necesario, se realice también una desinfección total del equipo.

El proceso consiste en insertar un compuesto higienizador que limpie todas las cavidades:

🔹 Primero deberá purgarse el agua.

🔹 Se retiran los filtros y portafiltros.

🔹 Se lavan los portafiltros, membrana y portamembrana.

🔹 Se monta todo de nuevo y se inserta el desinfectante.

🔹 Se cierra el tanque, se tapa la salida del agua para que ésta se acumule en el tanque y se deja que el líquido actúe durante 30 minutos.

🔹 Se vuelve a purgar y se reinstalan los filtros.

🔹 Para terminar, se deja el grifo abierto durante un rato para que el equipo vuelva a funcionar y salga agua osmotizada.

En lugares en los que el agua es muy dura, un equipo de ósmosis permite ahorrar en la factura, ya que podremos consumirla y cocinar con ella en vez de tener que recurrir al agua embotellada.

En Mundoriego disponemos de equipos de ósmosis y todos los accesorios necesarios para que pueda comenzar a disfrutar de agua osmotizada en su hogar. Si tiene cualquier duda póngase en contacto con nosotros y estaremos encantados de ayudarle.

mundoriego logo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Abrir chat
👋🏼 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋🏼
¿En qué podemos ayudarte?