jardines verticales
Jardines verticales para afrontar la crisis climática

¿Cómo pueden afectar los jardines verticales a la crisis climática? ¡Te lo contamos!
El cambio climático es una realidad en la que muchos profesionales trabajan sin descanso. España y resto del mundo estamos expuestos a los fuertes contrastes de temperaturas, lo que propone a los jardines verticales como una solución económica, decorativa y muy efectiva. Te ponemos en contexto, a continuación.

 

¿Por qué los jardines verticales son una buena propuesta para combatir el cambio climático?

El calentamiento global y la rápida urbanización de las poblaciones son dos factores que influyen en el progresivo aumento de las temperaturas. Estas derivan en un mayor consumo energético para calentar o enfriar las viviendas y empresas.

Un estudio sobre la zona central de Murcia ha sido estudiada por profesionales de Sevilla y Málaga para determinar cuál será la estrategia para implementar de cara a crear, mantener y amplificar los espacios verdes.

En el estudio se ha concluido que actualmente las zonas con mayor riesgo de verse afectadas por los cambios en las temperaturas son, entre otras, las áreas comerciales que cuentan con una superficie construida bastante amplia que carece de vegetación.

En este estudio, para paliar los efectos del cambio climático en Murcia, así como en otros lugares con mayor riesgo de verse afectados por las altas temperaturas, se propone la apuesta por los jardines verticales.

Los jardines verticales van a ser de especial utilidad en los edificios y viviendas en los que la densidad de inmuebles no permita que podamos disponer de áreas verdes tradicionales.

Por otra parte, los especialistas recomiendan tener clara la diferencia entre una zona regada y una zona tratada, con una vegetación espontánea que nace con las lluvias y el frío, pero se seca aceleradamente en verano.

Lo que interesa es potenciar las zonas de vegetación compuestas por plantaciones, donde la interacción humana para el mantenimiento es necesaria.

 

¿Qué ventajas tienen los jardines verticales? Una alternativa de decoración sostenible

Para comprender por qué apostar por los jardines verticales para la decoración de hogares o por ejemplo huertos urbanos, es necesario echar un vistazo a las ventajas que ofrecen:

Las plantas de los jardines verticales filtran el aire convirtiendo el CO2 en oxígeno. Es decir, contribuyen a la purificación del aire. Para hacernos una idea, una fachada de 1 m2 recubierta con jardines verticales puede llegar a producir 1,7 Kg de oxígeno y absorber más de 2 kg de CO2.

Por otra parte, las plantas de los jardines verticales absorben alrededor del 50% de radiación solar de la que solo reflejan un 30% aproximadamente. En consecuencia, los ambientes se conservan más equilibrados, lo que puede llegar a suponer más de un 30% de ahorro energético.

Otro aspecto al que le podremos sacar un gran partido al colocar jardines verticales, ya sea en el hogar o en empresas y locales, es la reducción del ruido. Las plantas pueden absorber más de un 40% de sonido en relación con una fachada sin vegetación.

Dicho de otra manera, el ruido ambiental se llega a reducir casi hasta la mitad, lo que proporciona ambientes más saludables.

Además, tener una fachada con estos jardines nos proveerá de una protección natural contra el fuego y nos permitirá alargar la vida útil de la misma, protegiéndola de los agentes externos.

Si necesitas cualquier información adicional sobre este sistema, contacta con nosotros en Mundoriego y trataremos de responder a todas tus dudas respecto a jardines verticales u otras formas de riego.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.