Riego por goteo y cambio climático

Riego por goteo y cambio climático, una necesidad para todos

El riego por goteo y el cambio climático están más relacionados de lo que en un principio podría pensarse. Un sistema de regadío eficiente, como el riego por goteo, se plantea como una solución para garantizar la producción de alimentos en un medio ambiente cada vez más cálido y seco.

¿Por qué es tan importante un sistema de riego eficiente para afrontar el cambio climático?

Las previsiones científicas respecto a las tendencias demográficas estiman que en el año 2050 será necesario duplicar la producción actual de alimentos para poder cubrir la demanda.

La población tenderá a crecer en un clima caracterizado por ser cada vez más cálido y disponer de menos agua.

El aumento de las temperaturas y la variación en los patrones de precipitación ponen en gran riesgo los cultivos que dependen solamente de ellos, afectando de manera directa a la producción agrícola.

Podría pensarse que utilizar más espacios para incluir sistemas de retención de agua, entre otros, podría ser una solución. No obstante, el autor de la investigación de la que se extraen estos datos, Lorenzo Rosa, señala que esto solo aumentaría los efectos del cambio climático y también afectaría a la biodiversidad.

En un escenario así, lo que se plantea es que se utilicen las zonas de cultivo y los sistemas de regadío de manera eficiente. El riego por goteo y el cambio climático son dos elementos clave en cuanto a vivir de una forma más sostenible a muy distintos niveles.

¿De qué manera beneficia el riego por goteo frente al cambio climático?

El riego por goteo ha demostrado ser altamente eficiente para optimizar el uso del agua como recurso vital. Tiene muchas ventajas, entre las que destacan precisamente el uso más eficiente o sostenible de este elemento.

El riego por goteo y el cambio climático van de la mano en la medida en la que el primero responde a las necesidades concretas y desafíos que representa el cambio medioambiental.

Es importante tener en cuenta que el riego por goteo suministra agua y nutrientes cuándo y en la medida exacta que lo necesiten las plantas. Esto es porque tanto la cantidad de agua como de nutrientes pueden adaptarse de una manera muy precisa a las propias necesidades de los cultivos en cada etapa de crecimiento.

La optimización del agua que propone el riego por goteo frente al cambio climático también implica una mejor ventilación de la tierra. Además, dado que el agua se introduce para que llegue a las raíces, manteniendo el tronco seco, las posibilidades de que proliferen hongos que enfermen a las plantas se reducen sustancialmente.

En el riego por goteo el agua va directamente a la tierra y no a las plantas, lo que evita un enorme desperdicio de agua y el consecuente mayor gasto para el productor que reduce el margen de beneficio para las industrias agricultoras.

Este sistema de riego frente al cambio climático no solo mejora la eficiencia en el uso del agua, también la producción, en relación tanto a la cantidad como a la calidad de las cosechas.

Por todo esto el riego por goteo se propone como una solución efectiva frente al calentamiento global.

Si quieres más información sobre el riego por goteo, qué se puede cultivar con él, etc., haz clic en el enlace o contacta con nosotros en Mundoriego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.