Ventajas y desventajas de los cultivos hidropónicos
Ventajas y desventajas de los cultivos hidropónicos

Los cultivos hidropónicos están de moda. Se trata del cultivo de plantas sin tierra. Un sistema muy eficiente que está volviéndose muy popular especialmente en las grandes ciudades porque, entre otras cosas, permite un mayor ahorro de espacio ya que se puede plantar incluso en vertical. Te hablamos de las ventajas y las desventajas de los cultivos hidropónicos.

Ventajas de los cultivos hidropónicos

Requiere menos espacio: una de las grandes ventajas de la hidroponía es que nos permite un gran ahorro de espacio. La razón está en que, como las raíces reciben el alimento óptimo, no necesitan crecer para buscar agua. Esto significa que no necesitaremos espacio para que estas crezcan por lo que hay un ahorro considerable de este elemento.

Es más ligero: El cultivo hidropónico es mucho más ligero porque no requiere de tierra. El peso del conjunto de cultivos, por tanto, se reduce. No solo el espacio. Esto es perfecto para estructuras verticales.

Es un sistema más limpio: Al no utilizarse tierra, no habrá desprendimientos de partículas de ésta por lo que podemos contar con que, en general, el sistema hidropónico de cultivo es más limpio que el tradicional.

Permite un mayor ahorro: El agua que utilizamos para nutrir nuestras plantas se puede reutilizar. Esto implica un gran ahorro de recursos como el agua y los nutrientes. Las cifras apuntan hasta un 50% respecto al riego convencional.

Se incrementa la producción del cultivo: como las plantas reciben el alimento idóneo, su productividad se incrementa.

Desventajas de los sistemas de cultivo hidropónicos

Las ventajas de la hidroponía hacen que parezca un sistema ideal, pero también tiene sus desventajas, como prácticamente todas las cosas en la vida. Una de ellas es que se necesita un control mucho más estricto del riego porque hay que ajustarlo muy bien a las necesidades de la planta. También hay que ser muy constante porque si nos despistamos, podemos perder el cultivo.

Sin embargo, para este problema tenemos una buena solución: la automatización del riego. Aunque esta ayuda requiere el uso de energía. Requerirá añadir un extra de gasto al cultivo hidropónico, pero no correremos el riesgo de dejar nuestras plantas sin el sustento que necesitan. Por otra parte, existen sistemas de automatización del riego muy eficientes que requieren un consumo mínimo. ¿Conoces nuestras soluciones?

Ahora bien, si a todo esto le sumamos el coste de instalación de una maceta con riego automático hidropónico, vemos que ya el gasto en mantenimiento ha aumentado un poco. Sin embargo, con todo esto, y a la larga, la hidroponía sigue permitiéndonos ahorrar frente a otros sistemas.

En general, haciendo un balance entre las ventajas y desventajas de los cultivos hidropónicos, podemos deducir que se trata de un sistema muy recomendado, especialmente en grandes ciudades, donde se cuenta con muy poco espacio. También cuando se pretende lograr un mejor rendimiento de los cultivos y mayor ahorro de recursos.